El ministro británico de Defensa reconoce una conducta inapropiada con una periodista

/

  • Michael Fallon ha reconocido el caso en pleno destape de los abusos sexuales sufridos en el palacio de Westminster.
  • El alto cargo se insinuó sexualmente a la periodista.
  • Hasta 36 tories podrían estar involucrados en los casos de acoso que se están descubriendo en Gran Bretaña.

Michael Fallon

El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, ha reconocido públicamente que mantuvo "una conducta inapropiada" con una periodista, a la que podría haber acosado sexualmente, y ha pedido disculpas en medio del escándalo desatado en Westminster después de que las trabajadoras del palacio elaboraran una lista de diputados y políticos involucrados en casos de abusos, en las que podrían verse involucrados al menos 36 tories.

Fallon es el político con el cargo más alto incluido en esta "lista negra", aunque otros siete miembros del Gobierno de Theresa May figuran también bajo sospecha de "conducta sexual inapropiada", según recoge este martes el díario El Mundo.

El actual ministro de Defensa se insinuó sexualmente a la periodista en una cena en el año 2002. La víctima, Julia Hartley-Brewer, ha explicado que Fallon le puso la mano en la rodilla pero que el incidente no pasó de ahí. "No me sentí alterada o estresada", comentó en su cuenta de Twitter.

Pero no es el único miembro del Gobierno acusado de este tipo de acoso, dos mujeres explicaron que tuvieron que cambiar de trabajo ante las repetidas insinuaciones de su jefe, del que aún no ha trascendido el nombre.

Este fin de semana, el tabloide The Mail on Sunday revelaba que el diputado y alto funcionario del Departamento de Comercio Mark Garnier se dirigía hacia su secretaria con expresiones obscenas, la llamaba "tetas dulces" y la pedía que comprara juguetes sexuales.

El pasado lunes, la diputada del Partido Laborista Tulip Siddiq ya aseguraba que los casos de abusos que podían salir a la luz son "centenares". "Ya no son rumores. Estoy escuchando de primera mano tanto a gente que dice que ha sufrido acoso sexual" como a personas que se han visto en situaciones en las que "un diputado lo ha intentado con ellas", sostuvo Siddiq.

Ante esta situación, la primera ministra británica, Theresa May escribió una carta al presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, quien pidió a los partidos que tomen medidas de forma "rápida y decisiva".

La Portavoz del Partido Conservador en el Parlamento, Andrea Leadsom, advirtió de que los altos cargos del Gobierno "podrían ser despedidos" si se demuestra su conducta inapropiada, y varios diputados han ido aún más allá y han solicitado a May la apertura de una investigación parlamentaria sobre el acoso sexual en el palacio de Westminster.

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online